[[filosofia:expo2_1984]]

El Lugar donde no hay oscuridad, Exposicion sobre los capitos 2 y 3 de la parte 3 del libro 1984 de Orwell

El lugar donde no hay oscuridad.

Exposición Capitulo II Parte 3

Nos encontraremos en el lugar donde no hay oscuridad, esta frase, que se repetía Winston Smith varias veces pensando en encontrar a alguien que tuviera ideas similares a las de el (Pensando en O´Brien), parecía contener alguna esperanza o al menos así quería verlo yo, pensar en un lugar donde no hay oscuridad va mas allá del problema físico de iluminar los lugares donde falta o no llega la luz, esta frase me acerca mas a la palabra, muy usada en filosofía, “esclarecer”, que se refiere a dar luz en el sentido de resolver un problema o contestar una pregunta, en mi caso, esta frase me lleva a creer que Winston buscaba esclarecer la oscuridad del régimen o al menos esclarecer ciertas dudas sobre el pasado para poder pensar en la idea de un futuro diferente, ya lo expresaba Winston al final del capitulo 2 de la primera parte del libro, “Para el futuro o para el pasado, para la época en que se pueda pensar libremente, en que los hombres sean distintos unos de otros y no vivan solitarios… Para cuando la verdad exista y lo que se haya hecho no pueda ser deshecho: desde esta época de uniformidad, de este tiempo de soledad, la Edad del Gran Hermano, la época del doblepensar…” pensar en la verdad es pensar en esclarecer las cosas, eliminar lo turbio y todo aquello que nos genera dudas, esa era para mi la idea de un lugar donde no hay oscuridad.

Pero un giro en la novela nos hace pensar en un lugar mas objetivo y mas acorde con el régimen totalitario de Oceanía, el lugar donde no hay oscuridad es un lugar sin ventanas, donde la luz no entra, y no puede saberse si es de día o de noche ya que la luz artificial nunca es apagada, en este lugar ha desaparecido toda noción del tiempo, es imposible saber cuanto tiempo a pasado a partir de la entrada en dicho lugar, Winston ha hecho esfuerzos para saberlo pero es imposible, el tiempo es algo mas controlado por el partido, un punto muy importante por que sin tiempo es mas fácil desvanecer la historia del individuo como tal. El lugar donde no hay oscuridad es el lugar de los condenados, es el Ministerio del Amor,el Hombre, como nos dirán mas adelante, desaparecerá y no solo un hombre como Winston sino el  concepto de humano, de humanidad y solo quedara la idea que tiene el partido de “Individuo Colectivo” que se rige por las normas tacitas del partido y de esta forma puede aparecer la historia que el partido desea imponer.

Winston, se encuentra ahora en el lugar “soñado”, el lugar donde la puesta en escena empieza a develarse, una de las primeras piezas de la puesta en escena que se revela es la problemática de si existe una realidad objetiva mas allá de nosotros mismos, la pregunta ontológica ¿que existe? Es respondida aquí en razón de las necesidades del partido, lo que existe esta en la mente humana mas allá de eso no hay nada, y lo que esta en la mente humana es controlado por el partido, a un modo muy cartesiano pero algo tergiversado, podemos decir “Piensa el gran hermano, luego existes”, dice O´brien “… que la realidad no es externa. La realidad existe en la mente humana y en ningún otro sitio. No en la mente individual, que puede cometer errores y que, en todo caso, perece pronto. Sólo la mente del Partido, que es colectiva e inmortal, puede captar la realidad. Lo que el Partido sostiene que es verdad es efectivamente verdad. Es imposible ver la realidad sino a través de los ojos del Partido. Éste es el hecho que tienes que volver a aprender… “ (pero esto ser vera mejor en el siguiente capitulo en una discusión en relación con la existencia de la materia y el control de la misma por parte del Partido) por ahora estamos aprendiendo y empezamos a ver como funcionan los organismos de control del Estado, el poder “judicial” muestra su forma de actuar a la hora de tratar con un individuo peligroso. El individuo peligroso para nuestro caso es aquel delincuente del pensamiento, es aquel que tiene la osadía de pensar diferente a los dictámenes del Estado, el enemigo real del estado no es aquel que mate o robe, es el que tenga ideas que vayan en contravía a lo que quiere el régimen, en este sentido concuerda con la idea de individuo peligroso que Foucault ha señalado a lo largo de su obra, en especial en el texto “la vida de los hombres infames”, el individuo peligroso es aquel que representa una amenaza contra el poder establecido; en el caso de la política son los individuos que con las ideas pueden decir algo diferente de lo que dice el régimen, vemos ejemplos en nuestro medio cuando organizaciones no gubernamentales son juzgadas como terroristas o cuando personas que están en contra del actual gobierno son incriminadas y hasta desaparecidas no por sus acciones, porque tanto en la actualidad como en 1984 los hechos no importan, se juzgan las personas por lo que dicen y esto es lo que le esta pasando a Winston, por ende, es sometido a un castigo.

Los delincuentes como Winston no son castigados de la manera usual, aunque pasan por la cárcel, Winston por ser un preso político es sometido a la tortura, con el fin de que confiese, pero antes de referirnos al hecho en si de la tortura, debemos anotar lo siguiente: ya sabemos que la Oceanía de 1984 es un estado totalitario, en este punto aparece una característica típica de este tipo de modelo de gobierno que es la coacción y la coerción, por una lado los individuos de 1984 saben que si cometen “crimental” serán castigados violentamente, podemos decir que esto se sabe tácitamente, en otras palabras es la amenaza constante (esto es coacción), cuando se usa la violencia para obligar el individuo a realizar lo que desea el partido (esto es coerción), esto es lo que estamos viendo en este momento en el capitulo, las fuerzas coercitivas del estado usadas en contra de un individuo que se ha convertido en el traidor.

Muchos de los métodos de tortura mencionados en 1984 son similares a los usados en la inquisición con los cuales no se buscaba solo causar dolor físico sino también maltratar la dignidad de las personas, las golpisas y los insultos son usados en todo momento como método común para hacer confesar a los reos la cosas de las que están siendo acusando, lo que se describe aquí no es muy diferente a lo que hacen organismos de nuestro propio estado o lo que ha pasado en otros estados, las purgas rusas o los mecanismos usados por las organizaciones de “espías” de los diferentes gobiernos (CIA – KGB – F2) muestran esto como una practica “legal” así estas estén condenadas por tratados internacionales, pero por que la tortura en un estado tan avanzado como el del INGSOC de 1984, O`Brien, mientras tortura a Winston nos da las razones y nos explica la evolución de la tortura a través del tiempo:

“ —¿Y por qué te imaginas que traemos aquí a la gente?

—Para hacerles confesar.

—No, no es ésa la razón. Di otra cosa.

—Para castigarlos.

—¡No! exclamó O'Brien. Su voz había cambiado extraordinariamente y su rostro se había puesto de pronto serio y animado a la vez—. ¡No! No te traemos sólo para hacerte confesar y para castigarte. ¿Quieres que te diga para qué te hemos traído? ¡¡Para curarte!! ¡¡Para volverte cuerdo!! Debes saber, Winston, que ninguno de los que traemos aquí sale de nuestras manos sin haberse curado. No nos interesan esos estúpidos delitos que has cometido. Al Partido no le interesan los actos realizados; nos importa sólo el pensamiento. No sólo destruimos a nuestros enemigos, sino que los cambiamos. ¿Comprendes lo que quiero decir?…

—Lo primero que debes comprender es que éste no es un lugar de martirio. Has leído cosas sobre las persecuciones religiosas en el pasado. En la Edad Media había la Inquisición. No funcionó. Pretendían erradicar la herejía y terminaron por perpetuarla. En las persecuciones antiguas por cada hereje quemado han surgido otros miles de ellos. ¿Por qué? Porque se mataba a los enemigos abiertamente y mientras aún no se habían arrepentido. Se moría por no abandonar las creencias heréticas. Naturalmente, así toda la gloria pertenecía a la víctima y la vergüenza al inquisidor que la quemaba. Más tarde, en el siglo XX, han existido los totalitarios, como los llamaban: los nazis alemanes y los comunistas rusos. Los rusos persiguieron a los herejes con mucha más crueldad que ninguna otra inquisición. Y se imaginaron que habían aprendido de los errores del pasado. Por lo menos sabían que no se deben hacer mártires. Antes de llevar a sus víctimas a un juicio público, se dedicaban a destruirles la dignidad. Los deshacían moralmente y físicamente por medio de la tortura y el aislamiento hasta convertirlos en seres despreciables, verdaderos peleles capaces de confesarlo todo, que se insultaban a sí mismos acusándose unos a otros y pedían sollozando un poco de misericordia. Sin embargo, después de unos cuantos años, ha vuelto a ocurrir lo mismo. Los muertos se han convertido en mártires y se ha olvidado su degradación. ¿Por qué había vuelto a suceder esto? En primer lugar, porque las confesiones que habían hecho eran forzadas v falsas. Nosotros no cometemos esta clase de errores. Todas las confesiones que salen de aquí son verdaderas. Nosotros hacemos que sean verdaderas. Y, sobre todo, no permitimos que los muertos se levanten contra nosotros. Por tanto, debes perder toda esperanza de que la posteridad te reivindique, Winston. La posteridad no sabrá nada de ti. Desaparecerás por completo de la corriente histórica. Te disolveremos en la estratosfera, por decirlo así. De ti no quedará nada: ni un nombre en un papel, ni tu recuerdo en un ser vivo. Quedarás aniquilado tanto en el pretérito como en el futuro. No habrás existido. “ 1)

Creo que los párrafos anteriores son mas que contundentes en cuanto al funcionamiento de la tortura y la forma como el partido las aplica, la desaparición total es la meta, que no quede rastro en el pasado, para no recordarlos en el futuro, pero fuera de no hacer “mártires”, la forma de ver a criminales como Winston es verlos como enfermos mentales, donde el pensamiento y las ideas diferentes a las del partido son el resultado de una enfermedad que debe ser curada, este es un tema que trata Foucault con el termino de psiquiatría legal o carcelaria, el discurso psiquiátrico se introduce en el sistema legal con el fin de examinar a los individuos mas allá de sus acciones, “al acusado se le pide mucho más, más allá del reconocimiento de sus acciones se le exige una confesión, un examen de conciencia, una explicación de sí mismo, una aclaración de lo que él es .”2) si esta explicación falta el individuo se coacciona para que siga el juego de la confesión, esta es necesaria para poder juzgar y condenar al individuo, de esta forma vemos como en 1984 el discurso psiquiátrico es introducido con la idea que los “crimentales” cometen dicho crimen debido a una patología, catalogar el delito como enfermedad.

Nos dice Foucault que “El individuo en el que la locura y la criminalidad se reúnen y plantean el problema de sus relaciones no es el hombre del minúsculo desorden cotidiano, la pálida silueta que se agita en los confines de la norma, es el gran monstruo. La psiquiatría del crimen en el siglo xix se inauguró pues con una patología de lo monstruoso. ” pero esta no va a quedarse ahí ya que lo que inicialmente apareció como necesidad para entender las causas del accionar de personas que cometían crímenes sin causa aparente, que callaban antes los jueces o que las pruebas no lograban descubrir los motivos de su acción, empieza a convertirse en una forma de tratar a todos los criminales, en el caso de los delitos políticos, convertir este delito en crimen le da a la régimen la posibilidad de callarlo mas fácil, si la sociedad ve a los presos políticos como enfermos, sus ideas son mas fácil acalladas y pierden la resonancia que podrían tener en otras personas, el loco, el enfermo puede desaparecer mas fácil y mas si se cataloga patología del crimen como mortal. Volviendo a la novela O´Brien parece estar consciente de lo importante que es para la maquinaria judicial tratar enfermos y no contradictores del estado (ya que esto no existe y no existirá también gracias a la neolengua), y por ello dice:

“—Te explicaré por qué nos molestamos en curarte. Tú, Winston, eres una mancha en el tejido; una mancha que debemos borrar. ¿No te dije hace poco que somos diferentes de los martirizadores del pasado? No nos contentamos con una obediencia negativa, ni siquiera con la sumisión más abyecta. Cuando por fin te rindas a nosotros, tendrá que impulsarle a ello tu libre voluntad. No destruimos a los herejes porque se nos resisten; mientras nos resisten no los destruimos. Los convertirnos, captamos su mente, los reformamos. Al hereje político le quitamos todo el mal y todas las ilusiones engañosas que lleva dentro; lo traemos a nuestro lado, no en apariencia, sino verdaderamente, en cuerpo y alma. Lo hacemos uno de nosotros antes de matarlo. Nos resulta intolerable que un pensamiento erróneo exista en alguna parte del mundo, por muy secreto e inocuo que pueda ser. Ni siquiera en el instante de la muerte podemos permitir alguna desviación. Antiguamente, el hereje subía a la hoguera siendo aún un hereje, proclamando su herejía y hasta disfrutando con ella. Incluso la víctima de las purgas rusas se llevaba su rebelión encerrada en el cráneo cuando avanzaba por un pasillo de la prisión en espera del tiro en la nuca. Nosotros, en cambio, hacemos perfecto el cerebro que vamos a destruir. La consigna de todos los despotismos era: «No harás esto o lo otro». La voz de mando de los totalitarios era: «Harás esto o aquello». Nuestra orden es: «Eres». Ninguno de los que traemos aquí puede volverse contra nosotros. Les lavamos el cerebro. Incluso aquellos miserables traidores en cuya inocencia creíste un día —Jones, Aaronson y Rutherford— los conquistamos al final. Yo mismo participé en su interrogatorio. Los vi ceder paulatinamente, sollozando, llorando a lágrima viva, y al final no los dominaba el miedo ni el dolor, sino sólo un sentimiento de culpabilidad, un afán de penitencia. Cuando acabamos con ellos no eran más que cáscaras de hombre. Nada quedaba en ellos sino el arrepentimiento por lo que habían hecho y amor por el Gran Hermano. Era conmovedor ver cómo lo amaban. Pedían que se les matase en seguida para poder morir con la mente limpia. Temían que pudiera volver a ensuciárseles.”3)

“La violencia es el último recurso, al que tarde o temprano llegarán todos los culpables de crimental, y se ejerce de una manera desmedida. El Gran Hermano parece un dios bíblico, ejerciendo su castigo. O'Brien es una figura casi paternalista, intenta por todos los medios enseñar a Winston sus errores, convencerlo de lo erróneo de su actitud, modelando su mente al antojo del Partido, induciéndolo al doblepensar. Para ello, Winston ha de traicionar aquello que más quiere y, pese a que Orwell se recrea sin piedad en las escenas de tortura física (las referencias a la Inquisición son abundantes), lo más terrible de la novela es lo que acontece dentro de la habitación 101, donde Winston se enfrenta a lo que más teme. Violencia intelectual y violencia física van unidas en un binomio indisoluble que sólo tiene una finalidad: perpetuar el Estado de terror y opresión, y no sólo eso, sino hacerlo con el beneplácito y la firme adhesión y convicción de los ciudadanos oprimidos. En palabras de O'Brien: «Si quieres hacerte una idea de cómo será el futuro, figúrate una bota aplastando un rostro humano… incesantemente».”4)


Exposición 2da parte (Capitulo III, Parte 3):

(NOTA: Lo que sigue de este texto son los fragmentos que utilice para realizar la exposición no tuve el suficiente tiempo para crear un texto unificado.)

Se debe insistir que el proceso por que el que esta pasando Winston en este capitulo castigo sino de un tratamiento para un enfermo mental, por ello este empieza, “—Hay tres etapas en tu reintegración —dijo O'Brien—; primero aprender, luego comprender y, por último, aceptar. Ahora tienes que entrar en la segunda etapa.”, el termino reintegración aquí debe entenderse, como el proceso que se debe llevar a cabo para poder regresar a ser parte activa de la sociedad, debe entenderse de manera muy similar a un proceso de AA, o los procesos que se le hacen a los drogadictos para dejar el vicio, de eso se trata lo que pasa en este momento, a Winston no se le esta castigando se le esta educando.

Este proceso de educación comprende 3 etapas:

Aprender, es lo que vimos en el capitulo anterior, pareciera como si la tortura fuera una forma de enseñar algo.

Comprender, se trata del proceso de asimilación de un concepto o una idea, no solo se trata de memorizar datos si no por un proceso de la razón crear una idea “propia” de lo que se esta conociendo, en 1984 se trata del resultado del proceso mental que se le esta realizando a Winston.

Aceptar, después de aprender y comprender, se tiene a aceptar o recharzar una idea, decir que se comparte una ideológia o que se distancia de ella, pero en 1984 se trata de “aceptar”, en el sentido que no hay nada diferente, no puede winston distanciarse por que no hay de que hacerlo, es decir lo único que se puede aceptar es lo único que existe, y esto es lo que determina el partido.

A los enfermos como a los pecadores se les limpia, a los “ateos “ se les convierte, no muy diferente de los sistemas penales actuales donde la idea de la cárcel y el castigo pretende reformar al delincuente, ¿pero por que tomarse tantas molestias por los pensamientos de alguien?, por que el que piensa diferente y de manera contradictoria es el verdadero delincuente, es el caso de por ejemplo los Hacker, quienes crearon los computadores personales y el internet y actualmente son criminales peligrosos y las penas para sus supuestos delitos son mas altas que para quien mata a una persona, el que descarga canciones de internet o copia un disco de un programa es un delincuente mas peligroso que quien viola mujeres, el pensamiento y el conocimiento son símbolos de poder para maquinarias como la que se nos presenta en 1984, no muy alejados de las maquinarias actuales o mas bien de las pretensiones en cuestiones de vigilancia de los regímenes actuales el pensamiento mas que un delito es una amenaza contra el status quo, lo que se nos presenta en 1984 como una novela, no es extraño a la historia, las torturas y los castigos siguen siendo armas del sistema, la vigilancia extrema es posible gracias a la tecnología y la posibilidad de un mundo como el de 1984 no es descabella en sentido tecnológico y hasta ideológico, es posible controlar la mente humana de alguna forma la publicidad y el consumismo son una forma de hacerlo, es posible cambiar el pasado si toda la información esta en una base de datos “gigante” los datos son modificables, y de esta forma cambiar el pasado y modificar la historia.

El poder, que se entiende por poder?

El concepto de Poder sido abordado desde diversos puntos de vista: el político, el sociológico, el humano, el geográfico y el económico entre muchos otros. Definido por los diccionarios jurídicos y políticos como sinónimo de potestad, imperio, mando, jurisdicción, posibilidad. Autoridad, gobierno, supremacía, hegemonía. Suprema potestad rectora y coactiva, entre otros.

En la antigüedad (…) se consideraba al poder de los gobernantes como necesario, pero también altamente peligroso, como un arma que intentarían emplear tanto contra sus súbditos como contra los enemigos exteriores”

Encontramos dos reflexiones en torno al poder, la primera es “pensada” por Winston, que dice:

“Que el Partido no buscaba el poder por el poder mismo, sino sólo para el bienestar de la mayoría. Que le interesaba tener en las manos las riendas porque los hombres de la masa eran criaturas débiles y cobardes que no podían soportar la libertad ni encararse con la verdad y debían ser dominados y engañados sistemáticamente por otros hombres más fuertes que ellos. Que la Humanidad sólo podía escoger entre la libertad y la felicidad, y para la gran masa de la Humanidad era preferible la felicidad. Que el Partido era el eterno guardián de los débiles, una secta dedicada a hacer el mal para lograr el bien sacrificando su propia felicidad a la de los demás. “

O'Brien dice:

“El Partido quiere tener el poder por amor al poder mismo. No nos interesa el bienestar de los demás; sólo nos interesa el poder. No la riqueza ni el lujo, ni la longevidad ni la felicidad; sólo el poder, el poder puro. (…) El poder no es un medio, sino un fin en sí mismo. No se establece una dictadura para salvaguardar una revolución; se hace la revolución para establecer una dictadura. El objeto de la persecución no es más que la persecución misma. La tortura sólo tiene como finalidad la misma tortura. Y el objeto del poder no es más que el poder(…)”

En este punto O'Brien, hace referencia al partido como un organismo.

El poder es Dios.

El poder es colectivo. El individuo sólo detenta poder en tanto deja de ser un individuo. Ya conoces la consigna del Partido: «La libertad es la esclavitud». ¿Se te ha ocurrido pensar que esta frase es reversible? Sí, la esclavitud es la libertad.

El ser humano es derrotado siempre que está solo, siempre que es libre. Ha de ser así porque todo ser humano está condenado a morir irremisiblemente y la muerte es el mayor de todos los fracasos; pero si el hombre logra someterse plenamente, si puede escapar de su propia identidad, si es capaz de fundirse con el Partido de modo que él es el Partido, entonces será todopoderoso e inmortal.

- Sera inmortal por que la desaparecer el individuo lo que muere es solo un pedazo “reemplazable” del organismo o mas que reemplazable insignificante…

Lo segundo de que tienes que darte cuenta es que el poder es poder sobre seres humanos. Sobre el cuerpo, pero especialmente sobre el espíritu. El poder sobre la materia…, la realidad externa, como tú la llamarías…, carece de importancia. Nuestro control sobre la materia es, desde luego, absoluto.

Después de esto debemos preguntarnos de nuevo por la pregunta ontológica, que es lo que existe? O'brien le dirá a winston lo que existe lo determina el partido, esta determinación se hace en relación al poder, como se controla la mente humana se puede controlar la realidad, de esta forma lo que existe esta determinado por el partido… no se trata de controlar el mundo de la materia, sino a los hombres, su mente y su alma, se trata aquí de controlar la existencia.

Para determinar lo que existe es necesario un ejercicio del “doblepensar”, el poder asumir una teoría u otra según las necesidades estrictas del partido de esta forma dice O'Brien, se puede ser “Geocentrista” o “Heliocentrista” pasando de una teoría a otra sin cambiar de paradigma.

cómo afirma un hombre su poder sobre otro?

Haciéndolo sufrir….

Confirmación de la teoría, (Puesta en escena)

Ya en la primera parte del texto y durante la exposición oral he sostenido que todo el texto representa una puesta en escena para capturar un individuo peligroso, todas las personas que ha conocido Winston hasta ahora, la misma Julia, aparecen en este momento como parte del montaje que se lleva realizando esto se confirma con lo que dice O'Brien: Este drama que yo he representado contigo durante siete años volverá a ponerse en escena una y otra vez, generación tras generación, cada vez en forma más sutil.

Negación de la Humanidad, (Argumento Ético)

La Humanidad se niegue haciendo desaparecer la individualidad, si solo queda “lo colectivo” o un organismo no es necesario pensar en la existencia del hombre como ser único, de esta forma desaparece el hombre, y Winston es el ultimo de su especie, es el único que hasta el momento trata de conservar eso que lo hace único y que para el lo hace mejor que el partido, pero por que mejor?, por que tiene consciencia ? Por que cree en un espíritu Humano que de alguna forma tiende a una sociedad mejor donde no reine el Odio, donde su fundamente es el Amor?, a todas estas preguntas,

O'Brien responde con una argumento que aplasta toda posibilidad, Winston ha sido sometido, humillado, se trata de eliminar todo rasgo de dignidad humana, y si se pierde la dignidad se ha perdido todo, ya lo decía Kant en la fundamentacion de la metafísica de las costumbres, de lo que se trata en ultimas una moral es que “por deber propio, auto determinado respetar la dignidad del otro”.


1)
Orwell, George. 1984, Bogota, Ediciones Destino, 1984, 220
2)
Foucault, La vida de los hombres infames, Cap 12. L a evolución de la noción de individuo peligroso“ en la psiquiatría legal , pag 157
3)
Orwell, George. 1984, Bogota, Ediciones Destino, 1984, 225
  • filosofia/expo2_1984.txt
  • Última modificación: 2008/05/22 00:00
  • (editor externo)